Senderos homologados FAQ

Senderos Homologados FAQLOS SENDEROS ESPAÑOLES

Los senderos homologados son instalaciones deportivas que se desarrollan preferentemente por caminos tradicionales y en el medio natural, identificados por las marcas registradas por la FEDME, que proponen el placer de descubrir la variedad de los espacios naturales, el legado cultural de los pueblos, la historia a través de los vestigios del pasado, el mundo rural y sus formas de vida.

Articulados en redes interconectadas entre sí, están enlazados con las redes de senderos de los países colindantes y, a través de estos, con las del resto de Europa. Permiten al senderista recorrer toda la variedad de paisajes, climas y espacios naturales de la geografía española, combinando la actividad física con el deleite del aprendizaje.

Apto para todas las edades, se ofertan, desde recorridos con una cierta exigencia física ubicados en la montaña, hasta otros para realizar en familia con niños o personas mayores. Su realización no precisa de material técnico especializado ni de una forma física, permitiendo hacer actividad durante todo el año.

Los senderos homologados son especialmente aptos para el desarrollo de estrategias de sensibilización medioambiental, a la par de tener una transcendencia socioeconómica positiva y sostenible sobre el territorio donde se ubican.

¿A quiénes van orientados?

Están destinados para todo aquél que le guste andar, disfrutar de la naturaleza, observar el paisaje y conocer aquello que la marcha le ofrece. También se puede gozar de aficiones como la práctica de la fotografía, el dibujo y el interés por la flora y la fauna.

No es necesario poseer unas condiciones físicas especiales ni una edad determinada, ni estar afiliado a un club (aunque sí es recomendable); y como el camino esta indicado es difícil extraviarse, lo que permite disfrutarlo en familia.
El recorrido de un sendero señalizado puede hacerse en uno u otro sentido y con la duración que se desee. A veces existen desviaciones que permiten acceder a monumentos o lugares de especial interés.

¿Qué son los senderos homologados?

Para la FEDME, un sendero homologado es una instalación deportiva que cuenta con su visto bueno, desarrollado por los caminos tradicionales y a los que se equipa con un código de señales registradas para facilitar su recorrido, por parte del ciudadano, con seguridad y calidad.

¿Cómo se crea un sendero homologado?Senderos Homologados FAQ 2

En contra de lo que se pueda pensar, marcar un sendero no es “coser y cantar”; su destino como instalación deportiva para la mayoría de los españoles hace que se necesite un mínimo de conocimientos técnicos y un bagaje profesional sustancial.

Cualquier persona o institución que desee emplear las marcas registradas para señalizar un sendero ha de dirigirse a la federación por cuyo territorio discurra. El proceso por el que la federación concede su uso se llama HOMOLOGACION.

La homologación es un proceso federativo que se centra en garantizar la seguridad del senderista, comprobar que se cumplen unos mínimos de calidad y asegurar una homogeneidad de la red de senderos por toda España.

Hay un protocolo de homologación desarrollado por las federaciones, lo expresado en el mismo busca garantizar la seguridad jurídica, con la presentación de los permisos pertinentes de ayuntamientos, propietarios, autoridad medioambiental, etc… Otro elemento importante del mismo, es marcar los mínimos de seguridad, calidad y homogeneidad que deben tener. Y por último comprometer al promotor del sendero en el mantenimiento de las condiciones generales del mismo.

¿Quién se encarga de homologar un sendero?

La federación territorial y/o autonómica que corresponda, según el territorio sobre el que se desarrolla el sendero. Este proceso lo lleva a cabo un Técnico de Senderos FEDME, formación propia federativa, que colabora con la federación autonómica correspondiente, que contrasta el proyecto con unos mínimos generales establecidos en el Manual de Señalización de Senderos GR®, PR® y SL® de la FEDME y un documento propio de la federación autonómica que se llama “Protocolo de Homologación”.

¿Qué ventajas tiene homologar un sendero?

La homologación contribuye a la homogeneidad básica en todo el territorio, acorde con los estándares de calidad existentes en Europa.  supone:

  • Para el caminante, saber que ese recorrido tiene un mínimo de condiciones de calidad, seguridad e información.
  • Para el promotor del sendero que existe todo un universo senderista nacional e internacional que reconoce las marcas como las propias. Además, se le transmitirá toda la experiencia federativa de más de 30 años trabajando sobre el marcaje de senderos.
¿A qué obliga la homologación?

La homologación de un sendero comporta ciertos compromisos para cada uno de los agentes que en el intervienen: para el promotor implica la obligación de mantenerlo en las condiciones de seguridad, transitabilidad y señalización acordadas; para las federaciones la tarea de revisar periódicamente, o cuando se le notifique una incidencia, esas condiciones y de documentar el sendero y actualizar su información en el Registro federativo de Senderos de España; para la FEDME la obligación de mantener el Registro y de facilitar la divulgación pública de la información por medios propios o en colaboración con otras organizaciones.

¿Qué sucede si alguna de las partes no cumple con su cometido?

La consecuencia inmediata de una gestión deficiente del sendero y de sus mantenimiento puede derivar en una deshomologación. En ese caso el sendero se debe desmarcar y debe dejar de promocionarse como sendero homologado.

¿Se pueden usar las marcas sin la autorización de la FEDME?

Para poder garantizar la calidad de la información sobre los senderos y la seguridad del senderista, la FEDME no permite el uso de las marcas si no se ha seguido el proceso de homologación.

¿Qué diferencia hay entre un sendero homologado y un sendero señalizado?

Un sendero señalizado es aquel no ha sido sometido a los controles de calidad de una federación.

¿Qué tipos de senderos homologados hay en España?

Hay tres tipos de senderos: los GR®, PR® y el SL®. Los primeros, son grandes trayectos que se hacen por etapas, pueden cruzar España de una punta a otra o desarrollarse en una misma comarca. Los segundos son trayectos de una jornada que permiten acceder a puntos concretos del territorio; pueden ser sencillos o requerir algo de esfuerzo físico. Los últimos son paseos, de mínima dificultad y corto desarrollo, apto para realizarlos en un breve espacio de tiempo con niños, ancianos y personas con dificultades. Las tres modalidades existentes pueden tener un desarrollo circular o lineal.

¿Dónde encontrar información sobre los senderos homologados?

En la página web de la FEDME dedicada al senderismo y los senderos: MiSendaFEDME, en los buscadores de senderos homologados de las páginas Web de las federaciones correspondientes, en paneles ubicados en los núcleos de población por donde transita y en publicaciones; destacándose lo que se denomina como TOPOGUÍA.

¿Cuáles son los documentos de referencia en el mundo federativo para la creación y homologación de senderos?

El “Manual de senderos” y el “Protocolo para Homologación de Senderos” (cada federación autonómica tiene uno propio, aunque son muy similares).

¿Cómo se valora la dificultad de un senderos homologado?

Existe un método, lo más objetivo posible, llamado método MIDE.
El MIDE es un sistema de comunicación entre excursionistas para valorar y expresar las exigencias técnicas y físicas de los recorridos. Su objetivo es unificar las apreciaciones sobre la dificultad de las excursiones para permitir a cada practicante una mejor elección. Su uso es libre para el informador y sólo complementa, de una forma unificada, las descripciones, valoraciones y recomendaciones que cada autor considere oportunas. El uso es libre también para el informado que sabe que la naturaleza es más compleja que lo que un sistema de información puede valorar. El MIDE ha sido concebido como una herramienta para la prevención de accidentes en excursiones por el medio natural. El método permite clasificar en libros, guías, topoguías, oficinas de turismo… los recorridos, para que cada persona elija conforme a sus capacidades y gustos.

http://mide.montanasegura.com/

De este modo el MIDE es no sólo un método de información sino también una herramienta de prevención de accidentes en montaña, ya que a más información, mayor seguridad. (información=seguridad).

Técnicos (activos) de Senderos en Extremadura

Eduardo Pavón Jaraiz

María del Mar Carrascal Alderete

Juan Carlos Montero Lancho

Agustín Gallardo Casado

Lorena Martín Sánchez

Manuel Coronado Gil

Manuela González Delgado

Jennyfer Pablos Donaire

Domingo Fernández Jaraiz

*Para comunicarse con ellos o requerir sus servicios, solicitar el contacto a senderos@fexme.com